El concepto de “placer” expresado a través del juego y de la luz. Una sensación liberadora, divertida y sugerentemente erótica.

Bombillas de luz y tableros de juegos entremezclados con formas suaves, lanceoladas, turgentes…creando paisajes sensuales con sabor a caldo de pollo en un día helado de invierno.